¿QUÉ PIENSAN LAS PERSONAS?: CORRUPCIÓN EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

Los casos de corrupción son habituales en las noticias en América Latina y el Caribe. Tan solo en los últimos años, varios casos de gran resonancia conmocionaron a la región. Desde el escándalo del Lava Jato en Brasil hasta la expulsión por el gobierno guatemalteco de la CICIG, el órgano anticorrupción respaldado por la ONU, nunca antes la corrupción ha despertado tanto interés público.

En toda la región han cobrado impulso las acciones contra la corrupción. En países como Honduras, a los movimientos populares que buscan impulsar cambios, se les han sumado varias condenas contra políticos y empresarios de alto perfil implicados en corrupción. Para muchos, esto ha traído esperanzas de que, tras décadas de inacción, las cosas finalmente estén cambiando en la región.

Mientras los escándalos de grandes proporciones ocupan los titulares y moldean las percepciones de la gente sobre la corrupción en las instituciones nacionales, existen otras formas de corrupción, igualmente nocivas, que afectan a las personas, las familias y las comunidades en su vida cotidiana y que menoscaban el desarrollo humano en toda la región.

Como se observa en nuestras investigaciones, en algunas instituciones como la policía y en servicios públicos básicos como la atención de la salud y la educación, el soborno sigue representando un inmenso obstáculo a la posibilidad de progreso y perjudica principalmente a los sectores de menos recursos y más vulnerables.

La 10.º edición del Barómetro Global de la Corrupción (BGC): América Latina y el Caribe, revela que si bien la mayor parte de las personas en América Latina y el Caribe consideran que la corrupción se incrementó en sus países, la mayoría también cree que, como ciudadanos, pueden marcar una diferencia determinante en la lucha contra la corrupción.

Leer https://www.transparency.org/news/feature/que_piensan_las_personas_corrupcion_en_america_latina_y_el_caribe